Día Mundial del Cáncer de Páncreas, crear conciencia para una detección temprana y oportuna

Por Juan R. Hernández

El cáncer de páncreas en México tiene una incidencia de 4,274 casos con una mortalidad de 4,133 casos, de acuerdo a datos de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) a marzo de 2014. Colocando al cáncer de páncreas como la sexta causa de muerte en hombres y la séptima en mujeres hoy en día.

Cabe destacar que el cáncer de páncreas es el noveno cáncer más diagnosticado en mujeres y el onceavo en hombres. Y su índice de mortalidad es muy alto, con una tasa de supervivencia de sólo 9 por ciento a los cinco años.

El riesgo promedio de padecer cáncer pancreático durante la vida para los hombres es de aproximadamente 1 en 63. Para las mujeres, este riesgo es aproximadamente 1 en 65. Sin embargo, las posibilidades de cada persona de padecer cáncer de páncreas pueden ser afectadas por algunos factores de riesgo.

El cáncer de páncreas es una enfermedad en la que se forman células cancerosas en los tejidos del páncreas, y desafortunadamente, “en un alto porcentaje de los casos, los pacientes son diagnosticados en etapas avanzadas de la enfermedad, metastásicos y no operables, con muy pocas alternativas de tratamiento”, destacó el Dr. José Athié Rubio, director médico de Grupo Biotoscana México y cirujano oncólogo de Médica Sur.

Ejemplo de ello es la extirpación quirúrgica, la cual es posible en tan solo un 20 por ciento de los pacientes con adenocarcinoma el tipo más común de cáncer de páncreas. En algunos casos, con quimioterapia antes de la cirugía, este porcentaje puede aumentar.

El cáncer de páncreas es difícil de detectar y diagnosticar en fases tempranas. Una vez diagnosticado, se puede controlar sólo si se detecta antes de su diseminación, cuando se puede extirpar completamente por medio de una operación. “Si el cáncer se diseminó, la terapia paliativa puede mejorar la calidad de vida del paciente al controlar los síntomas y las complicaciones de la enfermedad”, añadió el Dr. José Athié Rubio.

Por ello es de suma importancia aumentar la concienciación social sobre esta enfermedad y advertir la necesidad de un cambio urgente que promueva la investigación y sobre todo que el tratamiento de esta enfermedad sea una prioridad de la salud pública.Y qué mejor manera de crear conciencia e informar a la gente que conmemorando el Día Mundial del Cáncer de Páncreas, este 15 de noviembre.

En lo que respecta a tratamientos, existen áreas de investigación en cáncer de páncreas que están en la búsqueda de biomarcadores para la detección temprana a través de registros de pacientes con antecedentes de cáncer de páncreas, el desarrollo de medicinas que atacan mutaciones genéticas específicas, la comprensión de cómo el microambiente del tumor altera a la administración de medicamentos y la utilización del sistema inmunológico para el tratamiento.

En este contexto, hoy en día se cuenta con un medicamento nanotecnológico como es Abraxus®, para suspensión inyectable (paclixatel unido a albúmina en una formulación de nanopartículas), que, junto con Gemcitabina, mejora la supervivencia global y representa un nuevo estándar de tratamiento en cáncer de páncreas metastásico.

Estudios clínicos realizados en861 pacientes tratados con Abraxus® demostraron un aumento significativo de la supervivencia global, de la supervivencia libre de progresión y tasas de respuesta, duplicando el número de pacientes vivos a 2 y 3 años.

Los factores de riesgo para el desarrollo de cáncer de páncreas incluyen antecedentes familiares de la enfermedad, edad, pancreatitis crónica o hereditaria, tabaquismo, obesidad y diabetes.

El cáncer de páncreas puede causar tan sólo síntomas imprecisos que pueden también indicar muchas otras enfermedades dentro del abdomen o en el aparato digestivo. Los síntomas incluyen dolor (normalmente abdominal o de espalda), pérdida de apetito, nauseas, cambios en heces y diabetes.

You may also like...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.