Duro revés a Marinos Mercantes; SEMAR controlará Puertos mexicanos

  • Falla, estrategia de comunicación con evidente escisión del gremio

marinos-mercantes-5-barcosmarinos-mercantes-3-popeyemarinos-mercantes-2Guillermo Pimentel Balderas

Con el fallo del Senado de la República a favor de que la Secretaria de Marina controle los Puertos mexicanos, se da un duro golpe a los Marinos Mercantes que alegaban, entre otros puntos, que dicha propuesta de reforma es una condición de dominio militar.

Con una pésima estrategia de comunicación y una evidente escisión que mostro este gremio, se pretendía hacer recapacitar a los legisladores –luego de ocho meses de negociación- para desechar la iniciativa de Enrique Peña Nieto que devuelve a la Secretaría de Marina el control y seguridad de las capitanías de puerto.

Marinos Mercantes, trabajadores de puertos, empresarios navieros, entre otros grupos afines, en lugar de apuntalar sus demandas en los mismos puertos, y en las Cámaras de Diputados y de Senadores, decidieron mejor enfocarlas en la Ciudad de México, con conferencias de prensa, pero sin profesionistas de la información, y sin convocación a los medios de comunicación, con nula respuesta de difusión a sus demandas y propuestas.

Este miércoles, el Senado aprobó en comisiones dar a Marina la responsabilidad de los puertos del país.

Así, senadores del PRI, PAN y PRD aprobaron en las comisiones de Comunicaciones y Transportes, la de Marina y la de Estudios Legislativos la propuesta del Ejecutivo que tiene por objeto “realizar una reingeniería” sobre estructuras, funciones y organización de las dependencias de la administración pública federal que intervienen como autoridades en el rubro marítimo. La seguridad de las capitanías correrá a cargo de la Secretaría de Marina y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes continuará realizando las labores que tiene encomendadas.

Manuel Cárdenas -senador independiente- manifestó que esta reforma viola la Constitución, porque en el artículo 129 se establece las tareas de la Semar. “En todo caso, que se reforme primero la Constitución”, argumentó.

Asimismo, precisó que la Secretaría de Marina no puede ejercer funciones de seguridad pública, pero fueron impugnadas por priistas y panistas.

Este dictamen se turnó a la mesa directiva y se espera sea agotado en el pleno el próximo martes 29 de noviembre.

Cabe señalar que con las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, a la Ley de Navegación y Comercio Marítimos y a la Ley de Puertos, corresponderá ahora a la Secretaría de Marina “otorgar permisos para la prestación de servicios de transporte marítimo, de pasajeros y de turismo náutico con embarcaciones menores; autorizar arribos y despachos de las embarcaciones y artefactos navales.

“Abanderar y matricular las embarcaciones y los artefactos navales mexicanos; administrar los registros nacionales de la gente del mar y de embarcaciones; inspeccionar y certificar a las embarcaciones mexicanas y extranjeras; el cumplimiento de tratados internacionales, la legislación nacional y los reglamentos y normas oficiales mexicanas en materia de seguridad y protección marítima y portuaria, salvaguardando la vida humana en el mar y la prevención de la contaminación marina; la imposición de sanciones y nombrar y remover a los capitanes de puerto”, entre otras.

A su vez a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes le corresponderá la administración portuaria, el fomento y desarrollo portuario, el control y capacitación de la marina mercante, las obras marítimas portuarias, de dragado, el desarrollo de la industria marítima, las concesiones, permisos y tarifas, a través de las oficinas de servicios a la marina mercante.

Otras funciones que le competen son las de «planear, formular y conducir las políticas y programas para el desarrollo del transporte por agua; de la marina mercante, y de los puertos nacionales; llevar el registro público, marítimo nacional; prestar servicios en vías generales de comunicación por agua, entre otros”.

A la Semar también corresponderá regular y vigilar que las vías navegables reúnan las condiciones de seguridad, profundidad y señalamiento marítimo, control de tráfico marítimo y ayuda de navegación.

You may also like...