El IMSS presentó su situación financiera

Mientras la situación financiera del IMSS el 2018 registró un superávit, el ISSSTE presentó un déficit en sus finanzas. Lo anterior lo revelan informes enviados por ambos institutos sobre su situación económica, a la Cámara de Diputados.

Se destaca que, durante el 2018, el Instituto Mexicano del Seguro Social registró activos por 495,676 millones de pesos, cifra superior en 50,103 millones de pesos respecto al ejercicio anterior, además de que tuvo un superávit acumulado en los últimos tres años por 32,373 millones de pesos.

Explica que esta cifra fue mayor, principalmente, por el incremento de aportaciones a las reservas financieras y de contingencia, situación que ha podido realizarse como consecuencia de ingresos superiores, un mejor control del gasto y ganancia de intereses, lo que está reflejado en el rubro de Inversiones financieras tanto en su porción circulante como en la no circulante.

Además, por el crecimiento de Cuentas por cobrar a patrones, derivadas de cuotas obrero-patronales, del crecimiento en la recaudación y el incremento de recursos asignados a los rubros de Bienes muebles e inmuebles, infraestructura y construcciones en proceso.

Señala que en los últimos tres años, las cuotas obrero patronales crecieron en términos reales 4.3 por ciento en promedio. Estos ingresos fueron superiores a la meta establecida en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) en 9,440 millones de pesos para 2016; 8,413 millones de pesos para 2017, y 12,149 millones de pesos para 2018.

En cuanto a los pasivos, el IMSS informó que estos ascendieron a 290,400 millones de pesos, cifra superior en 29,910 millones de pesos respecto al ejercicio anterior, lo que se explica por el incremento de aportaciones a las reservas financieras y de contingencia.

Asimismo, se informa que el patrimonio total del Seguro Social asciende a 205,276 millones de pesos, lo que representa 20,194 millones de pesos más respecto al ejercicio anterior; este incremento se explica, principalmente, por la utilidad contable obtenida durante el ejercicio 2018.

Indica que los recursos superavitarios que ha logrado el Seguro Social en los últimos tres años por 32,373 millones se han transferido a la Reserva de Operación para Contingencias y Financiamiento (ROCF), para posteriormente ser utilizado en los programas de inversión física de ejercicios subsecuentes.

En cuanto al ISSTE, el informe señala que sus ingresos, sin considerar Transferencias del Gobierno Federal, al cierre del Ejercicio Fiscal 2018, ascendieron a 97,174 millones de pesos, lo que se traduce en un incremento de 95 mil 830 millones de pesos, que representa 1.4 por ciento respecto al año anterior.

Esto, como resultado del incremento en la recaudación de cuotas y aportaciones por 3.8 por ciento, con relación a 2017.
Señala que los ingresos por cuotas y aportaciones han crecido 28.4 por ciento durante el periodo 2012 a 2018, al pasar de 69,563 millones de pesos en 2012 a 89,325 millones en 2018.

Sin embargo, indica que al cierre del Ejercicio Fiscal 2018, el total de costos y gastos alcanzó un monto de 111,215 millones de pesos, mayor en 6.1 por ciento respecto del año anterior, como consecuencia de mayores gastos de funcionamiento, como gastos servicios personales, materiales y suministros y servicios generales.

Agrega que el gasto de funcionamiento el año pasado, ascendió a 85,239 millones de pesos, lo que se debió al aumento en gastos en cirugía cardiovascular y hemoglobina y servicios integrales, principalmente.
Subraya que durante 2018, los recursos no fueron suficientes para constituir Reservas Financieras y Actuariales; por lo que el gasto por este concepto fue cero.

Concluye que dado que los ingresos por cuotas y aportaciones, históricamente no han sido suficientes para cubrir los gastos, por lo que ha sido necesario recurrir a las transferencias gubernamentales, pero aun así, el Instituto sigue presentando déficit.

You may also like...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.