Otro golpe de Hacienda: alza en gasolinas y luz    

Gobierno precavido
Gobierno precavido

El gobierno federal anunció ayer aumentos a la gasolina Magna y a la energía eléctrica de uso industrial y comercial; para el caso del doméstico, sólo aplicará al de alto consumo.

El precio de la gasolina Magna -que es la de mayor consumo en el país-, aumentará dos centavos a partir del 1 de septiembre para ofrecerse al consumidor en 13.98 pesos por litro, anunció la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Con esta cotización, alcanza el punto máximo al que se avaló comercializarla este año. Eso significa que, independientemente del comportamiento del mercado, no podrá subir más de ese precio en lo que resta de 2016, según el tope establecido por el Congreso.

A partir del próximo jueves la Comisión Federal de Electricidad aumentará tarifas para los sectores industrial y comercial. Por medio de un comunicado, la empresa dirigida por Jaime Hernández abundó que para el sector industrial, las tarifas subirán entre 5 y 8,4 por ciento respecto al mismo mes del año pasado.

El incremento en los precios de la gasolina anunciado por la Secretaría de Hacienda “indudablemente va a tener un efecto sobre la inflación” porque se suma a la situación de volatilidad cambiaria y a los aumentos que ya se habían registrado en meses previos a los combustibles y a la electricidad, adelantó el presidente de la Canacintra, Enrique Guillén Mondragón.

LA TERCERA ES LA VENCIDA… DEL PRESUPUESTO FAMILIAR

Tercer y último ajuste al alza en el precio del litro de la gasolina Magna, que en esta ocasión será de dos centavos (0.14 por ciento) para venderse en 13.98 pesos, por lo que habría alcanzado el tope máximo de incremento de tres por ciento previsto para este año.

No obstante, el precio queda por arriba del último que se observó en 2015, que fue de 13.57 pesos y que, cuando la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció la reducción de tres por ciento en los precios para enero de este año, el litro de Magna quedaba en 13.16 pesos.

De esta forma, el incremento máximo que habría alcanzado el precio de la gasolina Magna en los últimos tres meses, fue de poco más de seis por ciento y no de tres por ciento, como se estableció por Ley.

Por otro lado, Hacienda también anunció un incremento para el litro del diésel de 47 centavos (3.36 por ciento), para quedar en 14.45 pesos.

En cuanto a la gasolina Premium, ésta se mantiene sin cambios, por lo que su precio seguirá siendo en el noveno mes de 2016, de 14.81 pesos por litro, ya que en agosto alcanzó el incremento máximo de tres por ciento.

Hacienda indicó en un comunicado, que el ajuste es reflejo de la recuperación reciente en el precio del petróleo, y parte del proceso de transición hacia el libre mercado de los combustibles.

Recordó que el esquema vigente de precios máximos de los combustibles establece que se pueden mover con base a sus referencias internacionales al interior de una banda cuyo valor central es el precio registrado en 2015 más y menos 3 por ciento.

Cabe recordar que para el séptimo mes de este año, el precio “máximo” –porque no hay mínimos-, aplicable para las gasolinas Magna fue de 13.40 pesos por litro, esto es, 24 centavos más frente al precio de junio.

Para la Premium fue de 14.37 pesos por litro, un incremento de 34 centavos; y el diésel se mantuvo sin cambio, como ha sido desde el 1º de enero de este año, de 13.77 pesos por litro.

Entonces, Hacienda aseguró que durante el periodo enero-agosto de este año, los precios promedio de las gasolinas Magna y Premium y del diésel son menores a los observados en 2015 en 2.1, 1.8 y 2.8 por ciento, en ese orden.

No obstante, sostuvo que con el ajuste al precio máximo de la gasolina Magna, ésta se ubicará en el techo de la banda aplicable para este combustible durante el 2016, “por lo que no podrá moverse a un precio más elevado en lo que resta del año, al igual que lo sucedido con la gasolina Premium en el mes anterior”.

La dependencia puntualizó que los precios que se anuncian para septiembre reflejan la estricta aplicación del esquema en vigor y complementan el compromiso del Gobierno Federal para mantener la estabilidad macroeconómica y cumplir cabalmente con las metas de finanzas públicas para 2016..

You may also like...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.