Recomienda Consejo Ciudadano estar atentos ante incremento de fotos con contenido erótico en estudiantes de primaria

 

La conducta de distribución de fotos eróticas vía redes sociales, conocida como el “pack” en estudiantes de 5º y 6º año de primaria, incrementa el riesgo de que puedan ser víctimas de acoso escolar o delitos graves como pornografía infantil o trata de personas, por lo que el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México recomienda a alumnos y padres de familia estar atentos para evitar este problema.

Así como platicar y establecer normas tales como no publicar información o datos personales y/o familiares, no hacer packs,  ya que, aun cuando no se tenga la intención de compartir; el material puede ser robado y utilizado para fines ilícitos ó no incluir elementos que identifiquen a una persona (como el rostro), entre otros.

Sobre todo en este ciclo escolar 2018, toda vez que esta situación que prevalecía en alumnos de secundaria y medio superior ahora ha permeado entre menores de educación primaria.

Tan sólo en el marco del programa Juntos Contra el Bullying, detectó en el ciclo escolar 2017 la presencia de estas actividades en menores de 11 y 12 años, de acuerdo a lo manifestado por ellos mismos en los talleres que ofrece la organización.

Situación que contrasta con el ciclo escolar 2016, en donde no se había presentado en ningún momento este tipo de conductas en los menores de edad que cursan la primaria.

Detalló que en el ciclo escolar que recién terminó, atendió 46 escuelas de nivel preescolar a medio superior, de ellas, 21 fueron de nivel primaria, y en la mitad los estudiantes de los dos últimos grados manifestaron su preocupación, inquietud y curiosidad por esta práctica, reconociendo que ya la habían llevado a cabo.

Contrario al año anterior, cuando atendió un total de 43 escuelas, de ellas, también 21 fueron de nivel primaria, pero en ese entonces el tema del llamado “pack” no se encontraba presente entre los alumnos de 5º y 6º año, ni siquiera como duda de carácter sexual.

Los que en ambos ciclos escolares si se ha mantenido como una constante es que esta conducta ha estado presente en el 100 por ciento de las escuelas secundarias y de media superior que se han atendido con el programa.

Por lo tanto, el Consejo reconoce que esta actividad está enmarcada en el proceso de desarrollo de la sexualidad de niñas, niños y adolescentes, pero sino se habla al respecto se corren muchos riesgos, sobre todo porque es una acción que se desarrolla principalmente en las redes sociales, donde las personas pierden el control muy fácilmente sobre lo que se comparte.

El pack está relacionado con el “sexting”, que consiste en difundir sin la autorización de quien compartió en un primer momento fotografías y/o vídeos con contenido sexual a otras personas por medio de teléfonos móviles o redes sociales.

En los talleres del Consejo en las escuelas, al preguntar a los jóvenes porqué realizan estas conductas las respuestas más comunes son: Ser parte de un reto de chicas y chicos de su grupo, lo hacen como una conducta de “seducción” hacia alguien que les atrae, confían plenamente en que la persona que les “pide” el pack no hará mal uso.

No vislumbran mayor riesgo que “seas quemado” en la escuela, forma parte de las conductas que llevan a cabo en una “relación de pareja”, acumulan e intercambian los archivos que reciben y el obtener un beneficio económico al venderlo.

El Consejo busca visibilizar algunos de los posibles riesgos: cuando el material es visto por cualquier persona pueden perder su privacidad, la difusión del material puede afectar emocionalmente a las personas, existe la posibilidad de ser víctima de algún delito (extorsión, fraude, secuestro, trata de personas; entre otros).

Podrían ser acosados por redes de trata de personas o de pornografía infantil, se podría llegar a la comisión de un delito al almacenar o compartir ciertos materiales.

Por ello, el Consejo recomienda a los estudiantes y padres de familia en este nuevo ciclo escolar 2018, que inicia este lunes, platicar y establecer algunas normas, como: en caso de que me llegue un pack, borrarlo de manera inmediata y bajo ninguna circunstancia compartirlo.

No agregar a las redes sociales a personas que no conozco físicamente, las contraseñas de mis redes sociales son “mías”, jamás serán una prueba de “amor” o de “confianza” hacia alguien más; los medios electrónicos deben de usarse con responsabilidad, y cuando se trata de niños, niñas y adolescentes, se debe de supervisar.

Si alguien me acosa a través de redes sociales, bloquea de manera inmediata y busca ayuda de algún adulto para evitar algún otro tipo de situación; denuncia y pide apoyo jurídico psicológico al Consejo Ciudadano al 5533-5533, o redes socialesfacebook.com/JuntosVsElBullying.

You may also like...