Personal debajo de los niveles gerenciales, los más afectados

Los empleados que trabajaron en empresas involucradas en fraude perdieron un promedio del 50% de sus ganancias acumuladas durante la década siguiente, en comparación con sus pares que trabajaron en compañías donde no se vivieron escándalos financieros.