AMLO blinda el término de su sexenio y oculta sus cuentas

En lo que calificó como una venganza oficialista contra el INAI, la diputada María Elena Pérez Jaen denunció que la Auditoría Superior de la Federación modificó su Plan Anual de auditorías, el pasado 9 de noviembre, para incluir al INAI pero deja fuera al Tren Maya, AIFA y Sembrando Vida, entre otros proyectos estratégicos.

La auditoría forense al Instituto Nacional de Acceso a la Información coincide con el fallo que emitió este organismo recientemente y que resolvió que la ASF deberá entregar información a la diputada Pérez Jaen sobre las auditorías realizadas a Segalmex, Diconsa y Liconsa, la cual se negó a entregar e inclusive se amparó.

Cabe mencionar que según los resultados preliminares de las Cuentas Públicas de de 4 años consecutivos del gobierno de López Obrador, no se ha aclarado el destino de 295 mil millones de pesos que presuntamente fueron desviados para fines que no se han aclarado.

Dentro de esa suma se encuentran 13 mil millones de pesos  que presuntamente desvió Delfina Gómez del programa La Escuela Es Nuestra, cuando ella era titular de la Secretaría de Educación Pública. Tampoco se ha aclarado el destino de 19 mil millones de pesos desviados en Segalmex en compras fraudulentas, entre otras.

Tampoco se ha precisado el destino qué se dio al llamado FONDEN en el que habían 51mil 400 millones de pesos, de los cuales más de 16 mil millones fueron destinados al Tren Maya. Los otros 35 mil millones no se sabe a dónde fueron a parar.

En el 2021 el gobierno federal creó un programa con el mismo nombre: Fondo de Desastres Naturales que, para el 2023, tenía asignado 13 mil millones de pesos, que son independientes de aquellos 35 mil de los que no se sabe nada y que no fueron aplicados para el rescate de Acapulco.

 

You may also like...