AMLO dice NO a demanda de jubilados; “sería como pagar una doble pensión”, dice

El presidente López Obrador les respondió por la mañana que no es posible el pago de los fondos de cesantía y vejez, pues ya se legisló sobre eso y sería pagarles una doble pensión,

Adán Salomón, un ex enfermero de 60 años chiapaneco, que asegura que le deben unos 400 mil pesos, consideró que López Obrador puede echar abajo cualquier legislación, como ya lo ha hecho en otros rubros.

¿Si pudo echar para abajo de la reforma educativa, la reforma en materia energética, entonces por qué no la jurisprudencia? No nos hagamos tarugos, por favor, señor Presidente, escúchenos. Una cosa es que hable usted muy bonito, muy sensible, y otra que nos quiera ver la cara”, dijo.

Los jubilados del IMSS que bloquean un tramo de Paseo de la Reforma se aferran a la promesa que también les hizo de que “si es una cosa justa no habrá problema”, por lo que insisten en reunirse con él.

Señor presidente, Zoé Robledo (director del IMSS) miente!” y “Zoé Robledo, devuélveme mi dinero”, gritaban hoy en un foro en su campamento. También amagaron en radicalizar su protestas.

Los jubilados acusan una injusticia en la cancelación de la devolución de los fondos de cesantía y vejez que hasta 2008 les pagaban al momento de retirarse.

Sin embargo, les fue cancelado con una modificación a la ley y en 2015, la Suprema Corte confirmó mediante una jurisprudencia o un criterio de interpretación de la ley que no se les podrían pagar más y que se deberían de sumar al fondo del ahorro para el retiro. Los trabajadores alegan que ya había un fondo para su retiro.

“Yo le he pedido su opinión al director del Seguro, ya me explicó que no es posible legalmente y que además sí sería una especie de una doble pensión”, dijo esta mañana el Presidente aunque agregó: “Si es una cosa justa, no hay problema, nosotros estamos aquí para hacer justicia”.

“Yo propongo que mañana nos vayamos a cerrar el aeropuerto, así como lo hizo la Policía Federal, acaban de estar los padres de familia de los niños con cáncer y fueron nota nacional”, arengó el exenfermero Alejandro Martínez Arteaga, de Oaxaca.

“Ahorita tenemos un gobierno que no reprime, ¿entonces por qué no aprovechamos esta pasividad, esta libertad que nos permite ahorita el Gobierno actual?”, añadió a través de un sistema de sonido colocado en una camioneta del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Rosario Hernández, vocera de los jubilados de Oaxaca, dijo que estaban a la espera de confirmar las reuniones con el Gobierno mañana viernes y el lunes en la Secretaría de Gobernación.

A pesar de todo, los jubilados que desde el 6 de julio montaron su campamento frente a las oficinas del IMSS esperan la reunión de este viernes con varias organizaciones, como la Alianza Mexicana de Trabajadores Jubilados y Pensionados del IMSS de Puebla o la Unión Nacional de Comités IMSS, y otra el lunes sólo con quienes están en el plantón, de la Alianza Nacional de Jubilados y Pensionados del IMSS.

Miguel Murrieta, representante de los jubilados de Veracruz, dijo que las reuniones serán con la Secretaria de Gobernación, el de Hacienda y el director del IMSS, pero no tiene muchas esperanzas. Menos, porque sólo confían en el Presidente y él no ha aceptado recibirlos.

“Hoy el presidente nos dio con la puerta en la nariz y seguramente se levantará el plantón y entendemos que nos tenemos que ir a tribunales.

Nosotros creíamos en el Presidente porque siempre dice: ‘antes que la ley está la justicia’ y el único que puede aplicar la justicia es él, ¿pero cómo va aplicar la justicia si se niega a escuchar a los ajusticiado?”, planteó en entrevista.

Otros, como Héctor López Camacho, de la Ciudad de México, quedaron más confundidos: “López Obrador dijo que no era posible, pero luego dijo que si era justo sería posible, o sea, nos abrió una puertita”.

Por la tarde, los dos jubilados de Oaxaca, un hombre de 60 años y una mujer de 54, concluyeron su huelga de hambre.

IMG_1646

You may also like...