Solución común es el outsourcing de cobranzas

Desafortunadamente en México, el último punto de contacto en una transacción, la cobranza, se deja a la improvisación y puede lesionar seriamente la marca que otorga el crédito”, refirió Ramírez Flores.