Los pacientes con asma grave tienen ataques o crisis repetidas, siendo ésta la principal causa de su hospitalización

El asma es una afección crónica causada por la inflamación de las vías respiratorias que afecta a 339 millones de personas en todo el mundo, de los cuales entre el 5 y 10 por ciento presentan asma grave. Datos del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) señalan que 8.5 millones de mexicanos la padecen con el mismo porcentaje de pacientes con asma grave (entre el 5 y 10 por ciento), lo que equivale casi al número de contagios confirmados de COVID-19 en el país durante la pandemia.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que el asma grave ha causado 417,918 fallecimientos en todo el mundo y ha provocado la pérdida de 24,8 millones de años de vida ajustados en función de la discapacidad. Es importante comentar que los pacientes con asma grave suelen presentar ataques o crisis repetidas, que son la principal causa de hospitalización para estos pacientes y pueden ser fatales.

Acorde con el INER, los ataques de asma provocan síntomas respiratorios agudos, limitaciones de actividad física y ausentismo laboral, por lo que es importante diagnosticar y controlar la enfermedad para evitar sus diversas complicacione, pero sobre todo ayudar a los pacientes a mantener una vida lo más normal posible.

Muchos pacientes con asma grave además del tratamiento de mantenimiento estándar requieren corticosteroides orales de forma recurrente, ya sea para mantener el control de la enfermedad o como método de rescate durante una crisis; este tipo de tratamientos puede provocar efectos adversos a largo plazo..

 También es importante considerar que el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) manifestó que los pacientes que padecen asma también son parte del grupo de riesgo que puede tener mayores complicaciones por contraer Covid -19, ya que puede afectarles la nariz, garganta, pulmones (vías respiratorias), causar crisis, y posiblemente derivar en neumonía y enfermedades respiratorias agudas.

 Ante estas necesidades y con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes con asma grave, AstraZeneca trae a México Benralizumab[7], su primer biotecnológico para pacientes adultos con asma grave eosinofílica que no se controlan adecuadamente. Esta terapia innovadora, es un anticuerpo monoclonal que mejora el control total de la enfermedad al mismo tiempo que disminuye el riesgo a futuro de efectos adversos derivados de la toma continua de esteroides orales.

 El doctor Alberto Hegewisch, Director Médico de AstraZeneca México mencionó: “Para AstraZeneca uno de nuestros valores centrales es poner al paciente primero, por ello con este primer biotecnológico buscamos poder brindar soluciones a nuestros pacientes con asma grave eosinofílica, reiterando así, nuestro compromiso con los mexicanos en ofrecerles terapias innovadoras para el control de su enfermedad y una mejor calidad de vida.”

 

You may also like...