Respeto a derechos sexuales y reproductivos de indígenas: Ana Ángeles

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de marzo, (VIBRACIONES CAPITAL/CÍRCULO DIGITAL).— A las adolescentes indígenas embarazadas, integrantes de pueblos y comunidades originarios residentes en la capital del país, al ser víctimas de pobreza extrema y no contar con asistencia social, el Gobierno de la Ciudad de México les debe brindar la atención necesaria con pleno respeto a la diversidad cultural y a su cosmovisión, sostuvo la diputada Ana Juana Ángeles Valencia.

Mediante un Punto de Acuerdo aprobado por la mayoría de los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), la legisladora propuso a los titulares de las Secretarías de Salud (SEDESA) y de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (SEDEREC), así como a la directora general del Instituto de la Mujer (INMUJER-DF), todos del Gobierno de la Ciudad de México, generar acuerdos institucionales para brindar una mejor atención a esta población en edad reproductiva y, sobre todo, en condición de maternidad.

Precisó que México ocupa el primer lugar en embarazos de adolescentes entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), fenómeno que pone en riesgo la salud y la vida de muchas de ellas.

Especificó que en 2014 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) informó que en los últimos años los organismos públicos de salud ocupan los primeros lugares en quejas por negligencia médica, por mostrar mala calidad del servicio público de salud y por prácticas discriminatorias contra indígenas.

Dijo que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mortalidad materna se refiere al fallecimiento de una mujer mientras está embarazada o dentro de los 42 días posteriores de la terminación del embarazo, independientemente de la duración de la etapa de gestación.

Para prevenir conductas de riesgo que desemboquen en embarazos no planificados relacionados con su condición social, económica y cultural, las mujeres, niñas y adolescentes deben ser informadas sobre sus derechos sexuales y reproductivos por personal especializado en la salud, subrayó.

En el Punto de Acuerdo se exhortó a los titulares de SEDESA, SEDEREC e INMUJERDF a capacitar y sensibilizar al personal respectivo desde un enfoque de la diversidad cultural y medicina tradicional, además de que se refuercen los métodos de información dirigidos a niñas, niños y adolescentes indígenas y población en general sobre la prevención de embarazos no planeados.

En el resolutivo, Ángeles Valencia propuso la firma de convenios de colaboración interinstitucionales necesarios entre estas tres dependencias para brindar el servicio de intérpretes y traductores a las mujeres que sean atendidas en la Secretaría de Salud que así lo requieran durante la atención de su embarazo y puerperio fisiológico.

La legisladora afirmó que la condición socioeconómica, el nivel educativo y el origen étnico son factores para que las mujeres sean más vulnerables a quedar embarazas y ser víctimas de discriminación.

Recordó que, en 2013, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), registró 324 nacimientos de hijos de madres indígenas con edades entre 10 y 14 años, residentes de la Ciudad de México

Puntualizó que la población indígena adolescente es un grupo altamente expuesto a padecer discriminación y a tener embarazos de alto riesgo, situación que se encuentra relacionada con la pobreza.

You may also like...