Enfrentamientos armados en Tláhuac; cártel reta al gobierno de Mancera

AGENCIA SIC. 8 de Julio.- Enfrentamientos en la delegación Tláhuac. El líder del cárcel de Tláhuac, Felipe de Jesús Pérez Luna, reta al jefe de Gobierno capitalino a que siga diciendo que no hay cárceles en la capital con tres días de enfrentamientos armados en la delegación  Tláhuac sobre el Eje 10.

Desde el pasado jueves atacó a familias de Santa Catarina en busca de consolidar su poder en Chalco y Tláhuac, así como en las delegaciones Milpa Alta y Xochimilco. Grupo Imagen informó el viernes que fueron detenidos ocho integrantes de ese cártel, junto con dos camionetas, luego de enfrentarse con elementos de la SSP.

Sin embargo,  este sábado por la mañana continuaron los enfrentamientos en el mencionado barrio de Santa Catarina. «El Ojos» junta un grupo armado para continuar las agresiones. El líder del cártel de Tláhuac ha sido mencionado como el surtidor de estupefacientes en Ciudad Universitaria.

Se menciona que la semana pasada le fue destruido un narcolaboratorio. A C un costado de la delegación. Don Felipe asegura que le pagó la campaña al jefe delegacional y por eso se siente protegido. Éste viernes se ubicó un fuerte aparato policíaco. Este sábado ni sus luces por el Eje 10. En cualquier momento se espera se desate un fuerte enfrentamiento en la zona

El Jefe Delegacional no ha hecho ningún comentario al respecto.

De acuerdo con información publicada en el diario El Debate, la delegación Tláhuac vive esta situación al menos desde 2013. No paran los secuestros, los robos, los asaltos, las extorsiones y las ejecuciones.

Este año aparecieron en un camino de terracería dos cuerpos, uno envuelto en una cobija y otro en una sábana, los cadáveres de dos hombres torturados. Bajo una piedra se localizó este mensaje: “Esto les pasa a los traidores”. Estaba firmado por “CT”, las iniciales de un supuesto Cártel de Tláhuac.

Según las autoridades capitalinas, el jefe de ese grupo criminal es un líder de narcomenudistas a quien apodan “El Ojos”. Su nombre: Felipe de Jesús Pérez Luna. El líder cuenta con una red de taxistas y mototaxistas que realizan funciones de “halconeo” y de venta de droga.

El 30 de noviembre pasado “Reforma” informó que “El Ojos” había amenazado a un mando de la Policía de Investigación: “Voy por ti cabrón y me vale verga que seas la tira”. Era la respuesta a la cadena de cateos y detenciones que la procuraduría capitalina desató en los últimos meses en contra de este grupo criminal (cerca de 30 integrantes del “cártel” fueron detenidos).

Nadie ha podido llegar, sin embargo, a Pérez Luna. Y nada hace cesar el clima de zozobra en que se mueven los habitantes de Tláhuac, donde prácticamente cada negocio se encuentra bajo cuota.

A mediados de abril de 2014 asesinaron a tiros, en una calle de la delegación, al presidente de la Unión de Concesionarios y Comerciantes del Bosque Tláhuac, Jesús Téllez Mendiola. El homicidio era un mensaje dirigido a los comerciantes.

Conductores de camiones y microbuses han reportado que el grupo criminal exige un pago de 300 pesos a la semana “o dejar que asalten la unidad sin tocarlos a ellos por 150 a la semana”.

Un grupo de encapuchados ingresó, en agosto de 2014, al domicilio de Víctor Hugo Pérez, hermano de el “El Ojos”. Hubo una balacera en la que se detonaron 50 casquillos. El hermano de “El Ojos” logró llegar a la puerta con una .9 mm. en la mano, pero no sobrevivió.Desde ese día arreciaron en Tláhuac las ejecuciones y los cobros de cuentas.

El 24 de febrero del año pasado, un ex comandante que había estado preso por extorsión, Felipe Carmona Dávila, se levantó temprano para ir al gimnasio. Tres sicarios lo esperaban a las puertas de su domicilio y lo ejecutaron en la misma Hummer en la que años antes fue sorprendido realizando una extorsión.

Los sicarios eran enviados de “El Ojos”.

Según “Reforma”, un sicario de Pérez Luna al que apodan “El Cholo” se comunicó con un mando de la Policía de la Investigación para negociar una reunión. “Ya sabe usted quién habla, soy ‘El Cholo’, y usted no entiende, si mañana no se presenta con el patrón aquí en Tláhuac y deja de estar chingando la madre con sus tiras lo voy a ir a levantar yo mismo”, le dijo.

El comandante denunció los hechos. Un grupo de sicarios comenzó a seguirlo e intentó asesinarlo. Vinieron más cateos y nuevas detenciones.

Esto no impidió que el viernes pasado sicarios de la organización hayan intentado arrebatarle a tiros a la policía a algunos de sus cómplices. Fuentes de la procuraduría informan que esta vez no lo consiguieron, pero en otras ocasiones sí lo han hecho: “Nos han quitado a los detenidos de las manos”.

Para autoridades federales, el grupo criminal que tiene su base en Tláhuac, pero también opera en Xochimilco y Milpa Alta, es una franquicia del Cártel de los Beltrán Leyva.

Al parecer la pugna es porque Don Felipe está perdiendo poder ante denuncias que ya tiene y por las que lo están persiguiendo, incluso su hijo Miguel Ángel fue detenido el mes pasado en Acapulco por su relación con la venta de drogas en el sur de la capital.

LA VISIÓN DE ESPECIALISTAS

La violencia desatada por el control en la venta y distribución de droga a pequeña escala o narcomenudeo, ha dejado una imparable estela de muerte en delegaciones del Oriente y Sur de la capital, y en zonas limítrofes con el estado de México, donde los grupos delictivos operan al estilo de los grandes capos.

Autoridades de la Procuraduría capitalina y de la Secretaría de Seguridad Pública desplegaron a grupos de inteligencia en busca de Felipe de Jesús Pérez Luna, alias El Ojos, principal líder de narcomenudistas en esas zonas, quien en poco menos de tres años amarró el control casi absoluto en la venta de narcóticos y estupefacientes.

Su grupo delictivo creció de manera vertiginosa y con amplio poder de fuego; a la fecha se le atribuyen más de 30 asesinatos, principalmente contra miembros de grupos antagónicos o de aquellos que se negaron a trabajar para él.

Cuenta con decenas de alcoholes convertidos en choferes de mototaxis, taxis ‘pirata’, y personas dedicadas a vigilar las acciones de la policía en la mayor parte de Tláhuac, principal zona de influencia de El Ojos.

Autoridades del gabinete de seguridad que pidieron anonimato, sostuvieron que este individuo goza además de protección de diferentes corporaciones policiales, lo que facilita su ilícita actividad.

El desafío del “Ojos” es de tal magnitud que el pasado 11 de septiembre, cuatro personas fueron acribilladas y cinco más resultaron heridas, en el Barrio San Diego, delegación Xochimilco, donde encontró oposición para expandir su lucrativo negocio.

Otro enfrentamiento tuvo lugar en Tláhuac el pasado 6 de enero, cuando sicarios del Ojos intentaron rescatar a cinco narcomenudistas detenidos por agentes de la Procuraduría capitalina. El saldo, cuatro sospechosos y un agente de investigación resultaron lesionados.

Las fuentes consultadas explicaron que la franja fronteriza de Chalco y Valle de Chalco, es otra de las principales áreas de confrontación, donde continuamente son hallados cadáveres embolsados, encobijados o amarrados.

Sebastián “N”, quien por años ha servido a uno de los grupos delictivos de narcomenudistas en Valle de Chalco, relató el método de organización para preservar el dominio y evitar la injerencia de grupos como el de El Ojos.

“Aquí el primero es el que distribuye , el que reparte, el que vende, enseguida va es el cadete, el cadete es el que pues les lleva la droga, el que les lleva la mercancía, de ahí siguen los sicarios, estos son los que se encargan de hacer los levantamientos, de ejecutar a la gente y de ahí van los jefes de los sicarios, ellos son los que dan las ordenes; están también los gatilleros que es la gente que cuida al patrón que cuidan a los sicarios y está la mano derecha del patrón y posteriormente sigue el patrón”, detalló.

Francisco Rivas, director general del Observatorio Nacional Ciudadano, puntualizó que la operación de grupos robustos de narcomenudeo como el del Ojos, es una clara provocación al Estado Mexicano, con miras a escalar otros niveles.

“Luego se acaban transformando en criminales mucho más relevantes que se empiezan a dedicar a negocios muy redituables como es el secuestro, la extorsión presencial, como es el trasiego de drogas, aquí porque es la ciudad de México, pero estos delincuentes y en otras partes del país es dedicarse a la delincuencia organizada y al trasiego de las drogas”, afirmó.

Para concretar sus planes a corto plazo, dichos grupos dejan una secuela de violencia y muerte con estructuras bien definidas para escalar en el boyante negocio.

“También van normalizando una violencia extrema (…), pensemos por ejemplo en Daniel Arizmendi, el no empezó secuestrando, inició delinquiendo de manera común, luego pasa a un delito en la medida en que se da cuenta que hay un aautoridad débil y en la medida en que se dan cuenta que hay un combate poco efectivo y en la medida en que empieza a comprar voluntades, en esto la corrupción siempre juega un rol importante”

En la ciudad de México la estrategia contra el narcomenudeo registró variantes en sus metas; en 2015 se remitieron ante el Ministerio Público a 2 mil 189 personas, mientras que en 2016, el número decreció a mil 489.

Del primero de enero al tres de febrero de 2017, la policía capitalina reportó la remisión de 52 imputados ante la autoridad ministerial; lo que representa la desarticulación de seis bandas delictivas 10 células y 11 objetivos, principalmente en Coyoacán, Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc, no así en Tláhuac.

En tanto, la Procuraduría General de la República (PGR) integró en 2016, 65 averiguaciones previas o carpetas de investigación por narcomenudeo en la ciudad de México; por delitos contra la salud en general 353 expedientes; por producción de alguna droga 23; por transporte 32; tráfico 1; comercio 27; suministro 1 y posesión 74.

Nashieli Ramírez Hernández, coordinadora de Rariki Intervención Social, organización defensora de los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes, precisó que actualmente grupos de narcomenudistas coptan a chicos de recién ingreso a la secundaria.

 

 

You may also like...