Gobierno pierde el control: crecen la guerra y las ejecuciones

La guerra entre cárteles del narcotráfico ha crecido exponencialmente durante los tres años de gobierno del presidente López Obrador y todo indica que el gobierno de la república ha perdido el control.

Tan sólo el año pasado hubo 32 mil 967 ejecuciones, producto de esos enfrentamientos entre bandas rivales y más de 21 mil soldados han salido del Ejército con el riesgo inminente de enrolarse con los cárteles.

De acuerdo con datos del Senado de la República, dos son los cárteles del narcotráfico los que dominan en México, de 7 que asolan al país: son el cártel del pacífico (antes Sinaloa) y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

En la víspera del llamado “día de Reyes Magos”, fueron dejados los cuerpos de 10 personas, ocho hombres y dos mujeres, dentro de un vehículo en las inmediaciones de la Plaza de Armas, frente a Palacio de Gobierno.

De acuerdo con datos extraoficiales, hay dos detenidos, presuntos integrantes del Cartel de Jalisco Nueva Generación, quienes los llevaron a ese lugar de la capital de estado en represalia por los operativos de las fuerzas federales.

Otras versiones indican que los 10 ejecutados pertenecen al cártel del Pacífico, como parte de la guerra intestina que mantienen esos dos grupos por el control de territorios en todo el país.

La mañana de este viernes, el presidente López Obrador reconoció que se trata de una “provocación” del crimen organizado, pese a que desde mediados del año pasado él había anunciado “avances” y que había “paz y tranquilidad” en el país.

Lejos de ello, Zacatecas, el estado con la tasa más alta de homicidios, con 122 muertes en junio, se ha convertido en un espectáculo de terror nacional, con cadáveres colgados en puentes, enbolsados o incluso crucificados.

Los asesinatos en México han bajado menos de 1 por ciento desde que López Obrador asumió el poder, pero fue suficiente para que afirmara que “hay avances”, comenta el diario New York Times.

You may also like...