México, en la mirada internacional; violencia y TMEC, la causa

Ramiro Ochoa ha sido reportero, entre otras empresas, en la agencia Notimex; W Radio y fungió nueve años como Director del Sistema Morelense de Radio y Televisión de Morelos; cofundador del Canal de Televisión del gobierno del Estado de Morelos, con Roberto Armendariz.
Fue director de Radio y Televisión de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión durante la LVI Legislatura y director fundador del Canal de Televisión del H. Congreso de la Unión. Al término de este cargo, continuó su carrera profesional en los Estados Unidos.
Del 2001-al 2004 fue director del periódico, en español, En Contacto y fundador del periódico, en español, El Informador, con cobertura ambos, en el estado de California

Por RAMIRO OCHOA. México ocupó ayer las primeras planas en el mundo, por la cumbre de líderes del norte de América que se enfrentará comercialmente a China, y por la impune violencia del crimen organizado que pulula por todo el territorio nacional.

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador llamaba en Washington a la integración regional para potenciar el crecimiento y dejar de rechazar migrantes de Centroamérica y el Caribe, en Zacatecas aparecían cadáveres colgados.

En el discurso, hubo avances tras la reunión. Sin embargo, en los hechos, nada concreto: prometieron superar los retos como la recuperación económica, reducir el cambio climático, enfrentar la trata de personas y el tráfico de drogas.

Sin embargo, en los hechos, cuando se habló de atender las causas de la migración, no hubo un solo compromiso, pese a que el mandatario mexicano resaltó las asimetrías con China, y lo barato que sale la mano de obra al sur de Estados Unidos.

También se habló de reducir la pandemia, fortalecer las cadenas de suministro médico y donar antígenos a naciones, en momentos en que Europa empieza a vivir una nueva oleada de infectados y muertos.

El presidente de México fue contundente en el discurso y, contra toda la corriente de opinión de la izquierda mexicana, dijo que la integración económica es el mejor instrumento para hacer frente a la competencia de China.

López Obrador la citó no sólo por su nombre, sino con cifras: mientras Canadá, Estados Unidos y México representamos 13% del mercado mundial, China domina 14.4%.

“…Este desnivel viene de hace apenas 30 años, pues en 1990 la participación de China era de 1.7% y la de América del Norte de 16%”, subrayó el mandatario quien además remató:

De mantenerse la tendencia de la última década, en otros 30 años, para 2051, China tendría el dominio de 42% del mercado mundial y nosotros, Estados Unidos, México y Canadá, nos quedaríamos con 12%”

Esto, además de ser una desproporción inaceptable en el terreno económico, mantiene viva la tentación de apostar a resolver esa disparidad con el uso de la fuerza, lo cual nos pondría en peligro a todos, dijo el mandatario azteca.

López Obrador propuso entonces definir de manera conjunta objetivos muy precisos y hacer a un lado mitos y prejuicios; por ejemplo, dejar de rechazar a migrantes cuando para crecer se necesita de fuerza de trabajo.

¿Por qué no estudiar la demanda de mano de obra y abrir ordenadamente el flujo migratorio a mano de obra que en realidad no se tiene con suficiencia en Estados Unidos y en Canadá?”, planteó.

En el fondo de la cumbre del norte, ni Biden ni Trudeau se atrevieron a decir a la contraparte mexicana, que la 4T ha violado y reventado todos los acuerdos posibles derivados del TMEC a la luz de la reforma eléctrica que sigue López Obrador.

Mientras López Obrador planteaba este mundo ideal, en México, en el estado de Zacatecas, 10 cadáveres eran colgados en un puente vehicular de la transitada autopista en el municipio de Cuauhtémoc.

Uno de los cuerpos reventó la soga que lo sostenía, y terminó estrellado en el piso; otro, cayó en el follaje de un árbol aledaño. Nadie sabe, nadie vio. Las indagatorias empiezan, pero la violencia sigue.

En las playas de Acapulco, en el estado de Guerrero, un prestador de servicios turísticos fue literalmente perseguido y ejecutado a plena luz del día, sin que ninguna autoridad federal, estatal o municipal hicieran nada.

 

You may also like...