Reforma incluye al feminicidio como delito que amerita prisión

CIUDAD DE MÉXICO, 02 de febrero, (POLITIQUERÍAS / CÍRCULO DIGITAL).- La Cámara de Diputados avaló por 364 votos a favor el dictamen que reforma la fracción III del Artículo 167 del Código Nacional de Procedimientos Penales, para incluir el feminicidio como delito que amerita prisión preventiva oficiosa.

El dictamen surge de una propuesta que presentó la diputada del PRI, Claudia Edith Anaya Mota y se turno al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.

En su exposición de motivos, la legisladora indicó que el feminicidio, por su alta trascendencia y nivel delictivo, “debe ser considerado como delito grave, en el que al no ordenarse prisión preventiva se pone en riesgo la legalidad del proceso y se estaría hablando de incompetencia por parte de los tribunales a cargo de dicha causa”.

Comentó que en el momento procesal oportuno es necesario aplicar dicha medida cautelar, evitando con ello la evasión de la acción de la justicia y la obstaculización del desarrollo de la investigación, así como para no poner en riesgo a testigos y ofendidos.

Recordó que en abril de 2012 se modificó el Código Penal Federal, para tipificar el delito de feminicidio, cuya reforma fue publicada el 14 de junio de ese mismo año, en el Diario Oficial de la Federación.

La Comisión de Justicia, aseveró que la reforma al código contribuirá “a la solución de un problema al que se enfrentan miles de mujeres ante la situación de violencia de género en el país”.

Refirió que, de acuerdo con datos de la Organizaciones de las Naciones Unidas (ONU) Mujeres, de 2007 a 2009 los asesinatos de mujeres en México se incrementaron 68 por ciento, e inclusive en algunos estados aumentó 400 por ciento.

Al fundamentar el dictamen elaborado por esta instancia legislativa, el diputado Álvaro Ibarra Hinojosa, señaló que el feminicidio se debe considerar como delito que amerite la prisión preventiva oficiosa.

Toda vez, dijo, que se trate de un delito cuya gravedad está fuera de toda discusión, porque no obstante que reconocemos los esfuerzos desplegados por el Estado mexicano, a nivel normativo, institucional y jurisprudencial.

“Estamos conscientes que la situación de las mujeres en México sigue siendo delicada, pues el derecho a la vida libre de violencia y el acceso a la justicia aún enfrentan continuas amenazas”, anotó.

Comentó que de acuerdo con las cifras del Inegi, del 2000 al 2014, el número de las mujeres asesinadas en México asciende a 26 mil 267, que en promedio significa 5.1 por día.

Indicó que en 15 años la cantidad de los homicidios anuales pasó de mil 284 a dos mil 349, es decir, prácticamente se duplicó.

Por lo anterior, asegurando la legalidad en el proceso, esta reforma significa un paso firme y decisivo para seguir reforzando el marco jurídico que tutela el derecho a todas las mujeres del país, de vivir una vida libre de violencia.

“Garantizar la igualdad en el ejercicio de sus derechos a todos los mexicanos, no es una opción, es una obligación”.

Por su parte, el diputado perredista Arturo Santana Alfaro, estableció que el dictamen avalado tiene por objeto salvaguardar la vida de las mujeres en México.

“La violencia feminicida ha sufrido un incremento exponencial en los últimos cuatro años, 46 por ciento más casos de feminicidios, con un total de seis mil 488 mujeres asesinadas entre 2013 y 2015”.

Explicó que la adición de una fracción III al Artículo 167 del Código de Procedimientos Penales, para determinar que quienes sean presuntamente responsables de la comisión del delito de feminicidio tengan que sufrir la prisión preventiva de manera oficiosa.

Es decir, aseguró, que no haya la posibilidad de una evasión, de una fuga por falta de un ordenamiento jurídico en esta materia.

 

You may also like...