Sobrinos de Gertz, exhiben pruebas de transferencias ilícitas del Fiscal General

Movimientos de hasta 6.2 millones de dólares, en un periodo de dos años, y estados de cuenta en paraísos fiscales hasta por 7.9 millones de dólares, son los documentos que sí existen y están radicados en la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que el nuevo titular, Pablo Gómez, dice no conocer.

Desde el pasado 22 de septiembre están radicados y sellados de recibido en dicha dependencia, llevados por Alonso Castillo Cuevas, hijo de Alejandra Cuevas, mujer que permanece encarcelada desde octubre de 2020 acusada de homicidio por omisión en agravio de Federico Gertz Manero, hermano del Fiscal General.

La familia política del fiscal Alejandro Gertz entregó a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) todo el expediente de los estados financieros de Federico, hermano mayor del funcionario, para acreditar supuestas operaciones financieras irregulares del titular de la Fiscalía General de la República (FGR) por 7.9 millones de dólares.

Desde entonces solicitó a la UIF todavía encabezada por Santiago Nieto, investigar un posible enriquecimiento ilícito por parte del titular de la FGR, reitera la zaga de reportajes publicados desde el inicio de la semana por el diario EL UNIVERSAL, que además asegura contar con más información.

La UIF cuenta con dos reportes sobre las finanzas y la participación corporativa del fiscal, en los que documenta que entre 2013-21 obtuvo recursos por más de 109 millones de pesos para la adquisición de automóviles de lujo, realizar transferencias a Estados Unidos y España, y manejar montos millonarios en cheques y efectivo.

Castillo Cuevas, sospecha que el litigio que el fiscal tiene contra Alejandra Cuevas y su madre, Laura Morán, expareja de Federico Gertz, sólo tiene como objetivo esconder una fortuna supuestamente obtenida de manera ilícita.

 

You may also like...