Van 650 mil muertes en exceso en México y viene lo peor

México supera las 650 mil muertes en exceso durante la pandemia y lo peor de la cuarta ola de COVID-19 llegará a su pico a finales de enero y principios de febrero.

La cantidad de contagios que provocará será de cinco a siete veces mayor que las anteriores, estimaron especialistas en salud.

Académicos de la UASLP y la UNAM han estimado que la cuarta ola, impulsada por la variante Ómicron, va a alcanzar el punto más alto de transmisión en dos a tres semanas.

El académico de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Andreu Comas, advirtió que nuestro país sigue en una fase de ascenso de la epidemia.

Las proyecciones de casos diarios del Instituto de Métricas y Evaluación para la Salud de la Universidad de Washington permiten pronosticar que el tamaño de la cuarta ola va a ser por lo menos cinco veces mayor a las olas previas, apuntó.

“Si en el pico más alto habíamos tenido 25 mil casos, imagina uno nuevo con 125 mil diarios o inclusive más”, explicó el doctor Comas García.

El problema ante el incremento tan alto de contagios es que esta velocidad puede provocar saturación en los hospitales y una cifra también alta de las defunciones.

Si se infectara el 50 por ciento de los mexicanos, es decir 63 millones de personas, esto podría provocar que haya entre 250 mil y 300 mil defunciones directas e indirectas del COVID-19.

El experto llamó a la población a reducir su movilidad y si dan positivo, aislarse junto con sus contactos más cercanos.

Afirmó que las autoridades no han tomado medidas que han servido en otros países contra Ómicron.

En México no piden prueba negativa y vacunación a los visitantes que llegan al país: no aumentaron las pruebas PCR y permiten eventos masivos.

“Si México no hace esas políticas públicas, 50 por ciento de la población se habrá infectado hacia fin de febrero”.

La Secretaría de Salud reportó que de enero de 2020 a diciembre de 2021 se registraron 655 mil muertes en exceso por todas las causas, lo que representa un 46% más de los fallecimientos esperados en un periodo sin pandemia.

El exceso de mortalidad es el mejor indicador para conocer el verdadero impacto de la pandemia por Covid-19, pues nos dice cuántas personas murieron de más, tomando en cuenta las estimaciones poblacionales.

El primer pico de mortalidad se registró en la semana 28 de 2020, con un exceso de mortalidad de 102%; el segundo pico en la semana 3 de 2021, con una mortalidad en exceso de 182%, y uno más en la semana 34 de 2021, con un exceso de 108%.

Sin embargo, se puede apreciar que en la parte final de 2021 el exceso de mortalidad se encontraba muy cerca de 0% (o incluso en valores negativos), lo que significa que por ese periodo México regresó a los niveles normales de fallecimientos.

You may also like...