Demasiadas interrogantes en pleno torneo oficial

A Balón Parado

*José Al

La selección mexicana de fútbol jugó su segundo compromiso en la Copa Confederaciones de Rusia, donde logró un triunfo agónico ante Nueva Zelanda, a quien se supone debió haber goleado. El seleccionador Juan Carlos Osorio se disparó al pie, toda vez que decidió enfrentar a los “kiwis” con un cuadro alternativo y para colmo Carlos Salcedo se lesionó el hombro y estará fuera de actividad varios meses.

 

Es lógico que Nueva Zelanda se pudiera lucir e incluso tomar la ventaja inicial, gracias a la cadena de errores que cometían los futbolistas mexicanos en la mitad del campo. A base de garra y un juego horroroso, el “Tri” pudo obtener la victoria y aspirar a las semifinales, bastándole un empate ante Rusia para acceder a la siguiente ronda.

 

Será un partido difícil, porque el anfitrión tiene la obligación de ganar el torneo por estar en casa. Portugal parece tener asegurado el otro boleto, ya que enfrentará a la débil Nueva Zelanda y no tendrá dificultades para vencer…

 

A ver con qué nos sale el profesor Osorio y sus experimentos, se supone que los partidos “moleros” que se hacen en Estados Unidos, además de para sacar dinero, son para hacer experimentos y pruebas. Es incomprensible que a estas alturas del proceso no sepamos quién es el portero titular de la selección. Como ejemplo, está el gran partido de Ochoa ante Portugal y se quedé en la banca para el partido contra Nueva Zelanda. Muy extraña la lógica del seleccionador nacional.

 

Esperemos que el próximo lunes estemos de plácemes por el pase de México a las semifinales de la Confederaciones, mientras tanto les deseo un excelente fin de semana y que la pasen bien.

 

You may also like...